Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

Consejos cuando tienes un niño prematuro

Virginia Hernández
Para una pareja tener un bebé prematuro es una de las vivencias más duras de su vida. Ya que nada es como esperabas y no estás preparado.

Un torbellino de sentimientos y emociones se apodera de los padres, tales como miedo, mucho miedo a perder el bebé, a las secuelas, a no saber cuidarle, a hacerle daño. Incomprensión, culpabilidad, negación de la situación, falta de vínculo. Pero también por otro lado sentimientos de esperanza y de gratitud de poder pasar unas horas con él en el hospital y por ir viendo superar al pequeño esta difícil prueba.

En las unidades de neonatos se está llevando a cabo un método que ayuda mucho a los niños prematuros y sus familias en este proceso. Es el Método Madre Canguro (MMC).

El MMC es la atención a los niños prematuros manteniéndolos en contacto piel a piel con su madre. Se trata de un método eficaz y fácil de aplicar que fomenta la salud y el bienestar de los recién nacidos prematuros. También es muy beneficioso para los bebés naci…

Jugar, el mejor antidepresivo

Virginia Hernández
Los adultos vemos el jugar como algo de niños, algo fantasioso, algo que está sólo a nuestro alcance cuando somos pequeños y tenemos imaginación e ilusión hacia las cosas mágicas e insignificantes de la vida.

Todos creemos saber la importancia que tiene el juego en la vida de nuestros niños e intentamos que vivan su infancia lo más plena posible. Lo que no sabemos o creemos es que los adultos también jugamos y mucho menos le damos la importancia que le corresponde.

Los adultos jugamos cuando nos vamos a bailar a la discoteca, cuando leemos un libro, cuando salimos a pasear, e incluso cuando cocinamos por puro placer, no por necesidad u obligación. El juego en los adultos se vuelve muy sofisticado y en ocasiones hasta irreconocible ya que se le describe con otras palabras, afición, hobby… Pero en realidad ¡Todos jugamos!

Para poder jugar de adultos en realidad tenemos que haber aprendido y jugado mucho de pequeños, solos y en compañía, ya que el ser humano es social p…

Matronatación

Virginia Hernández
Es tiempo de vacaciones, playa y piscina. En verano a todos nos gusta disfrutar del agua y pasar los días combatiendo las altas temperaturas dándonos un baño.

Los niños son los que más disfrutan del agua, incluso los bebés. En ocasiones podemos encontrarnos bebés, en la piscina, con sus padres que parece no tenerle miedo al agua y se desenvuelven estupendamente.

Esto se debe a que los bebés están dotados de una serie de reflejos que hacen posible que se adapten rápidamente al medio en el que se encuentren. A partir de los 8 ó 9 meses el bebé va perdiendo algunos de estos reflejos. Por eso los bebés menores de un año se adaptan al agua más rápidamente que los niños más mayores. El miedo al agua va apareciendo según van creciendo. Cuanto más tiempo pasen apartados del agua más sentimiento de desconfianza y fobia podrá aparecer en el niño.

Con la matronatación conseguiremos que el niño tenga seguridad en el agua y cuando sea mayor le cueste menos aprender a nadar. La ma…